No sé qué tienes

Miss Poessía

Tiempo aprox. de lectura:  1- 3 min. Foto de la entrada: Jonas Weckschmied (unsplash)

No sé qué tienes
que cuando escuché tu acento
quise quedarme a vivir para siempre
en la vibración de tus cuerdas vocales.

No sé qué tienes
que cada vez que me caigo
te tumbas a mi lado
para enseñarme que a veces
todo se ve mucho mejor
desde abajo.

No sé qué tienes
que me he vuelto adicta
a tus palabras,
que has sabido rimar
a la perfección con mi presente.

No sé qué tienes
que me sorprendo a mí misma
imaginando futuros
en los que siempre eres
el actor principal.

Yo, que siempre he tenido miedo
a la caída, aquí me tienes
deseando con más fuerza que nunca
saltar al abismo de tu mirada.

No sé qué tienes
que desde que te conocí
mis penas no han vuelto
a hacer acto de presencia.

View original post 197 more words

El desenlace (VIII): ESTALLA LA FURIA REPRIMIDA

Bosque de Brocelandia

"Pero el papel de todos los libros del mundo no podría enjugar el mar de sangre que anidaba en mi alma". “Pero el papel de todos los libros del mundo no podría enjugar el mar de sangre que anidaba en mi alma”.

(viene de) De pronto, algo cayó del cielo. Literalmente. Mientras yo comenzaba a emprender la retirada, por el rabillo del ojo vi que algo se movía sobre las cabezas de los guardias que retenían a Guillaume y a Isabel. Me volví hacia ellos rápidamente: de los alféizares de las dos ventanas elevadas, dos figuras se habían descolgado a merced de una par de cuerdas y se habían impulsado empleando la pared hasta caer en un batiburrillo de brazos y piernas sobre los antes mencionados. No me costó nada reconocer a Omar y a Ferran, y no sólo porque ya conocía sus dotes de acróbata, sobre todo del primero. Debería haber pensado que no se conformarían con permanecer escondidos en su habitación, esperando que yo volviera a buscarlos:…

View original post 1,621 more words